TRADUCTOR DE IDIOMAS

sábado, 14 de octubre de 2017

Construyes trascendencia...

Construyes trascendencia, le dijo, para continuar: Vives mil vidas, y un día te vas. Nada más preponderante que la promesa que hiciste al momento de nacer: ¿la recuerdas? (Sandricuentos 456).


lunes, 9 de octubre de 2017

Magna tierra de la indiferencia...

Magna tierra de la indiferencia.Tierra fértil, desnuda y mentirosa. Semillero de gente ambigua, gente mala, gente miedosa, gente tortuosa. El pago, del sutil encuentro, hacia lo sublime, la deja trémula de espanto: es el vacío. El ocaso, que la despide, con un dejo de esperanza, es invisible. Ella lo ignora, dando la espalda (Sandricuentos 455).


“Señora mirando lo Sublime y viendo que le queda un poco lejos”
de Caspar David Friedrich.

miércoles, 4 de octubre de 2017

¿Sabes por qué la bandera chilena es de color blanco, azul y rojo?...

¿Sabes por qué la bandera chilena es de color blanco, azul y rojo?, ¡¡¡porque es la paleta, al viento, de Violeta!!! Ella mezcló mil colores, más con su propio encanto, ¡nacieron  arpilleras y cuadros! A los amores, en tanto, el dolor; y a la muerte, con amor. Un poco bruta, y ecléctica, hoy nace la madre ancestral, la que dio vida a la cultura musical. ¡Viva Violeta! (Sandricuentos 454).
Doodle de Google, 100 años de Violeta.



viernes, 29 de septiembre de 2017

¡Suéltala!, le dijo desesperada...

¡Suéltala!, le dijo desesperada. ¡Suéltala!, le dijo la que cojeaba. No puedo caminar si no vuela conmigo, contestó la "dientesca" de leona, que por flora y fauna, la melena -sin jaula- caía por su espalda. No era pluma, no era algodón. Era, solo, una flor, y se hacía llamar: Comunión (Sandricuentos 453).


jueves, 7 de septiembre de 2017

Corrompía, la libélula, sus ojos...


Corrompía, la libélula, sus ojos, cuando las alas se desvanecían. Fue cielo, fue luna, pero no fue mar. Fue risa, fue llanto, pero no fue al azar. Una sola vez, supo que sería inmortal hasta que cerró el capítulo (Sandricuentos 452).



lunes, 7 de agosto de 2017

Son tal para cual...

Son tal para cual. Son almas gemelas. Son dos naranjas. Son dos azucenas. Son yin y yang. Son hembra y macho. Son mujer y hombre. ¿Quiénes son? Él y ella. Ella y él. El orgasmo atiende a las sedas y mosaicos en flor. Son un par de exhaustos ante el dolor, y el alivio físico (Sandricuentos 451).

Es ácida, decía su madre...

Es ácida, decía su madre. Es tibia, decía su padre. Es huérfana, decía la abuela. Es mensa, decía el hermano. No. Nada es así, decía ella. Me duelen las mejijllas, los codos y las rodillas, se decía la chiquilla. Una tarde se hizo caja y guardó lo mejor de ella; ¡soy un tesoro, que nadie ha descubierto! Luego se durmió (Sandricuentos 450).



jueves, 27 de julio de 2017

Cada noche sale del árbol...

Cada noche sale del árbol. Ella es árbol. Sus cenizas yacen en ese lugar. Raíz. Semilla. Hojas. Nada respira como antes. Ella no tiene nariz. El tacto la despierta, y siente. Es paciente. Ella es árbol. El bosque huele a lignina y a fantasma. Ella, el alma en pena, borra su huella (Sandricuentos 449).


¡¡¡Tulipas encolerizadas!!!...

¡¡¡Tulipas encolerizadas!!! Ella se columpia, y cae al vacío, pero jamás se saca las zapatillas de pompón. Huele a tifón, y huele a jabón. ¡Maldito corazón! En un mapa de semillas, al viento, ella ríe de cosquillas, en dos tiempos. Va y viene, va y viene; no se detendrá. Su nombre es: Vida (Sandricuentos 448).



miércoles, 5 de julio de 2017

La dama de los secretos, secretea y secretea...

La dama de los secretos, secretea y secretea. La otra, la oyente, se hace la "pan de huevo"; disimula que no sabe. Mientras una parlotea, la otra jamás insinúa algo. La segunda no sabe de conventillos, porque es sorda (Sandricuentos 447).



AQUÍ, SANDRICUENTOS POR MES Y AÑO EN CUADRO EMERGENTE: