TRADUCTOR DE IDIOMAS

martes, 14 de febrero de 2017

¿Qué te duele? ¿Qué te alcanza? ¿Qué te brilla?...

_¿Qué te duele? ¿Qué te alcanza? ¿Qué te brilla?_, le preguntaba. _Hay de ojos, corazones ciegos, en la bonanza de la vida_, le respondía. Esa noche cruzó, en el cielo, una metáfora con sabor a manzanas... ¡Me llamo Violeta y no toco el violín!, aseveró con certeza en un tono atolondrado (Sandricuentos 439).


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Los Sandricuentos son microtextos que están numerados para su identificación. Comente, comparta su nombre y no ponga enlaces con otras URL ¡Gracias! ©

AQUÍ, SANDRICUENTOS POR MES Y AÑO EN CUADRO EMERGENTE: